Las tragedias no son solo griegas!

Esos relatos griegos que tenían como objetivo cuestionarse sobre el hombre, su destino y la responsabilidad de sus actos, cuyo origen y fin lo superan… han llegado hasta el día de hoy resumidas en un acto suicida que me afecta por ser el destinatario de una burlesca historia… que dice así:
Viernes 29 de mayo, 9 de la mañana. Un frío que invita y obliga a quedarse en la cama a todos, menos a mí, que me encuentra manejando justo por la plaza independencia, por San Martín. Afuera hace frío. Mucho. La calefacción del auto me permite disfrutar de la helada con una remera de algodón. Y así estaba yo, yendo a 30 km por hora, un poco abstraído por el cotidiano, cuando me percato de una acción que me hace imaginarme en la Bagdad "terrotista": una paloma (o palamo, no lo sabremos nunca) se lanza en una lenta carrera para cruzar en vuelo rasante, todo el ancho de la San Martín… me doy cuenta de eso, pero no hago nada, pienso que la triste palomina se tiene que dar cuenta de que si sigue en su objetivo vamos a hacernos daño… y si… ocurre la desgracia… en cámara lenta… mientras va sucediendo no puedo dejar de pensar en la inútil paloma que me empieza a hacer cómplice de su suicidio… así la puedo sentir estrellarse justo en ese espacio entre la rueda y la carrocería… no puedo frenar, no puedo creer que haya sido tan tonta… puedo escuchar el ruidito de las plumas, las alas quebrarse por el impacto y finalmente morir aplastada por la rueda delantera derecha… para ese momento la pena es grande, pero… ¡obvio! siempre hay un pero, falta todavía sentir como la rueda trasera derecha le pasa por encima para confirmar de que el cráneo quedó bien aplastado… me siento mal… lacónicamente miro por el retrovisor… y ahí yace, ante la mirada indiferente de todos… un hermoso animalito aplastado contra el alquitrán de una triste y helada de viernes a la mañana de otoño. ¿Mártir o suicida? No me detengo, ese era el destino.

Acerca de asfred Esteban Gelatti

un pez en el oceano
Esta entrada fue publicada en Mis Comentarios. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las tragedias no son solo griegas!

  1. Elizabeth dijo:

    Qué pena. si hubieras frenado antes, seguramente no hubiera sido su "destino"…

  2. Esteban Yummy dijo:

    era el destino que la paloma y el caucho sean unidos🙂

  3. Graciela dijo:

    Seguramente era su destino morir aplastada,no importaba por quien.Vos solo has sido su “ayudante\’\’ en el suicidiop que eligio solita.Un beso, tu madrina.

  4. luciana dijo:

    cool… una foto para mostrar la crudeza de la realidad … hubiera estado buena…jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s